Coaching4You

Coach Online

¿Realmente se “pegan” los bostezos?


  Existen varias teorías, de las cuales sólo plantearé algunas, que intentan encontrar la causa de por qué cuando alguien bosteza, nosotros bostezamos también, las teorías que entiendo más lógicas son las siguientes:

1-Teoría Fisiológica Basada en los Niveles de Oxígeno.

El bostezo se produce por una disminución de la concentración de oxígeno y el aumento de dióxido de carbono en  la sangre (por eso decimos que cuando bostezamos es porque tenemos hambre o sueño), por tanto es lógico pensar que si hay una gran cantidad de personas reunidas en un lugar cerrado y alguna  bosteza (debido a una alteración de los gases  y oxigeno en el lugar) habrá más gente que bostezará por encontrarse en condiciones similares. Es decir que si una persona bosteza porque la sala tiene unos niveles de oxígeno ligeramente inferiores, es normal que las personas que se encuentren allí también lo hagan.

2-Teoría del Aburrimiento

Si un grupo de personas se encuentra ante una misma situación aburrida, es normal que varios individuos terminen bostezando. El cambio en el estado de alerta provoca el bostezo y si varios individuos cambian a un estado de menor atención no tardarán en aparecer varios bostezos en el grupo.

3-Teoría de la Mente (Evolucionaria) relacionada con la Teoría de la Evolución

Cuando alguien pasa del aburrimiento a un estado de alerta o viceversa, de manera inconsciente a través de un bostezo comunica a los de su alrededor, que se enteren y puedan actuar en consecuencia con otro bostezo. Hace miles de años este signo podría haber tenido una gran importancia a la hora de coordinar las horas de sueño o de despertar en el grupo de los primates. Por tanto, se trataría de un acto de comunicación con un papel social importante.
Esta teoría explicaría además por qué se produce una mayor frecuencia de bostezos en personas más conscientes de sí mismas y que desarrollan una mayor empatía hacia los demás. Y, también explicaría por qué sólo los humanos y los chimpancés desarrollan el bostezo contagioso. Son dos especies que han desarrollado una complejidad social superior al resto de especies, con una empatía y una consciencia de sí mismo.

En mi opinión personal y por la formación que he recibido a través de “Los Institutos para el Desarrollo del Potencial Humano”, fundados por Glenn Doman, en Philadelphia,  la teoría que más se acerca a la realidad es la número 1, ya que los bostezos al igual que las convulsiones, se producen por una falta de oxígeno en el cerebro.

Cualquiera de las teorías con las que te identifiques, definitivamente los bostezos se “pegan”.

2 Comentarios »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.647 seguidores